La Importancia del Apego a Dios y los Grupos como Fuentes de Esperanza


No importa cuán saludables estemos, la mayoría de nosotros tenemos momentos en nuestras vidas en que nos sentimos solos y no tenemos a nadie a quien recurrir para obtener apoyo. Si no puede identificarse con esto, cuente las bendiciones que ha recibido.


Al comenzar este artículo, generalmente tengo que dar un descargo de responsabilidad porque algunas de las personas muy amables con las que trabajo son aparentemente alérgicas a la palabra "Dios". ¡Pero no dejen de leer! 

No estoy llegando a esto de ninguna religión en particular. Puedes ver a Dios a través de cualquier lente religiosa que uses o a través de una lente espiritual no religiosa. Incluso puede leer para comprender por qué otras personas pueden recurrir a lo que llaman Dios cuando usted no cree en Dios.

Pero si puedes reunir una creencia o incluso imaginar creer, puede darte un poco de esperanza cuando la vida parece oscura. En este sentido, así como el apego seguro a los padres infunde esperanza en los niños (Shorey, Snyder, Yang y Lewin, 2003), el apego seguro a Dios y a los grupos puede fomentar la esperanza en los adultos.

Cuando hablo de esperanza, ésta se definió como una forma de pensar compuesta de tener:
1.- metas significativas para el futuro
2.- la capacidad de identificar rutas hacia esos objetivos
3.- la motivación y la energía para utilizar esas rutas en el proceso de búsqueda de objetivos. 

Los altos niveles de esperanza se han relacionado con niveles más altos de rendimiento y logros en todas las áreas de la vida, incluidos los académicos, los deportes, las relaciones y la salud mental en niños y en adultos.

Entonces, la esperanza es importante. La investigación muestra que los padres infunden esperanza en sus hijos cuando actúan como "bases seguras" desde las cuales los niños pueden explorar con confianza sus entornos. En el mismo sentido, los cuidadores ofrecen refugios seguros a los que los niños pueden retirarse para que los consuelen y ayuden después de tener miedo ante los reveses ambientales. 

Cuando falta una base segura, ya sea en la infancia o en la adultez (aún podría ser un padre, un amigo cercano o un ser querido), las personas tienen menos confianza en sus habilidades para alcanzar lo que es importante para ellos en la vida. También pueden comenzar a alejarse de otras personas y problemas potenciales en las relaciones.

Ahora, si tuvo suficientes experiencias en el uso de la base segura para explorar y el refugio seguro para brindarle comodidad y apoyo en la infancia, es probable que tenga suficientes recuerdos positivos de apoyo como para superar algunos momentos difíciles. 

Estos recuerdos actúan como símbolos de amor y apoyo en nuestras mentes y pueden ayudar a calmar nuestros sistemas emocionales al pensar en ellos. Una creencia en Dios o en alguna otra entidad amorosa (incluso un principio organizador en la naturaleza o el Universo) puede tener un efecto similar.


Dios, o la representación simbólica de esa fuerza en su mente, puede servir como una base segura al ofrecer una sensación seguridad a medida que avanza en su vida diaria. Esta función de base segura podría explicar por qué los investigadores han descubierto que el apego seguro a Dios, similar a los apegos seguros a los padres y el apego a las parejas románticas, produce beneficios positivos para la salud mental. Se ha descubierto que niveles más altos de apego seguro a Dios predicen menos soledad (Kirkpatrick, Shillito y Kellas, 1999), más emociones positivas (Rowatt y Kirkpatrick, 2002) y mayores niveles de optimismo (Sim y Loh, 2003).

Recuerde, esto no requiere que Dios se meta en su vida y haga estas cosas por usted. Pero su creencia en Dios como una base segura y una fuente de comodidad puede llevarlo a pensar, sentir y comportarse de maneras que hacen su vida mejor y más fácil de vivir.

Si no puedes creer en un poder amoroso, ya sea en la forma de recuerdos de otros que están ahí para ti o representaciones simbólicas de Dios en tu mente (y con suerte todavía estás leyendo esto), podrías obtener beneficios similares de la membresía en uno o más grupos


Resultado de imagen para support groups

No necesitas agotarte y convertirte en un alcohólico para tener un grupo de ayuda. Recientemente conocí a una mujer que se sentía muy sola y aislada cuando se mudó con su esposo a una nueva ciudad. Trabajó largas horas y hasta altas horas de la noche. Ella se sentía desesperada y sola. Al tratar de mantener su equilibrio emocional, buscó actividades y grupos para unirse a un sitio web llamado meetups.com. Aunque era resistente, se unió a un pequeño grupo de jugadores de mesa. Describió su percepción inicial de algunas de estas personas como peculiar y un poco incómoda, pero en cuestión de semanas dijo que había "encontrado a mi gente". Tenía un grupo de personas con las que se reunía regularmente, con quién podía ser ella misma, quién ella podía confiar y de quién podría obtener apoyo en tiempos de necesidad. En el más extraño de los lugares, ella encontró su base segura. Por extensión, ella terminó siendo bastante feliz en su nueva ciudad. Ella no estaba tan contenta con el trabajo de su esposo o su ausencia; pero estaba feliz con su vida y sabiendo que no estaba sola.


Por lo tanto, mi mensaje final es que no es necesario que tenga esa maravillosa pareja romántica, ese cónyuge permanente / de apoyo, o esa familia que acepta y abraza para encontrar paz mental y esperanza en la vida. Pero es posible que tengas que creer. Cree que hay algo más grande que tú (p. Ej., Dios, el universo, la naturaleza o tu grupo) que literalmente puede apoyarte cuando te sientes deprimido, o que impulsa simbólicamente tu espíritu y tu sistema emocional porque tienes una imagen en tu mente de amor y apoyo.

Te agradecería que compartas este artículo como apoyo para esa persona que tanto aprecias y pueda salir adelante. Le cambiarás la vida!!
La Importancia del Apego a Dios y los Grupos como Fuentes de Esperanza La Importancia del Apego a Dios y los Grupos como Fuentes de Esperanza Reviewed by Juan José Tapia on 23:45 Rating: 5

No hay comentarios