El año pasado, hubo una competición en la universidad de Delhi: ¿Quién puede beber más Coca Cola? El ganador se tomo 8 botellas y murió al instante por exceso de bióxido de carbono en la sangre y falta de oxigeno. Para que te hagas una idea del veneno que te estás metiendo.

Algo de historia. En 1886 el farmacéutico John Pemberton creó la formula de la Coca Cola basándose en el éxito del famoso vino Mariani, una bebida alcohólica revigorizante a base de vino y hoja de coca macerada, formulada por el químico italiano Angelo Mariani.

En 1902 el Dr. Charles Crampton, analizó varias muestras del refresco embotellado donde encontró muestras de cocaína y alcohol, así lo especificó en su reporte al departamento de agricultura de EEUU. Como resultado de estos hallazgos el Dr. Harvery Washington ordenó que la Coca fuera considerada como droga y etiquetada como “veneno por su alta contenido de cafeína”.

El 10% de cada botella, da la sensación de energía, sin embargo no se puede decir que la Coca Cola sea una bebida nutritiva, es el azúcar, mas que la cafeína, lo que provoca la adicción, al recibir cinco cucharadas de azúcar en un trago de refresco, el páncreas debe enviar mucha insulina a la sangre para contrarrestar ese feroz ataque, el irónico resultado es un drástico descenso del nivel de azúcar en la sangre, una sacudida a tu cerebro, seguido de una necesidad de más azúcar. 

Así mismo, la cafeína, extraída de la nuez de cola, es un estimulante del sistema nervioso que produce sensaciones agravantes, pero si se ingiere en cantidades elevadas puede provocar insomnio, taquicardia, dolores de cabeza y ansiedad. La gran cantidad de azúcar combinada con el ácido fosfórico altera el equilibrio de calcio y fósforo en el cuerpo e impide la adecuada absorción de hierro, lo que provoca malnutrición y anemia.

Los azucares que contiene el refresco, paulatinamente, van disolviendo el esmalte de los dientes, debilitándolos y produciendo caries, pero no solo eso, los azucares que no logra ingerir el organismo se trasforman en grasas dando como posible consecuencia sobrepeso e incluso problemas de obesidad.

En el caso de la Coca Light, hay estudios que señalan que el consumo de sustitutos de azúcar en grandes cantidades provoca daños cerebrales, pérdida de memoria y confusión mental, siendo el aspartamo la sustancia que provoca éstas afecciones. 

¿Todavía tienes ganas de tomarte una Coca Cola? Si te parece interesa este artículo, puedes compartirlo en tus redes sociales porque así tus amigos y más personas pueden saberlo. Compártelo ;)

Te Estás Matando y No lo Sabes: Coca Cola un Veneno Mortal




El año pasado, hubo una competición en la universidad de Delhi: ¿Quién puede beber más Coca Cola? El ganador se tomo 8 botellas y murió al instante por exceso de bióxido de carbono en la sangre y falta de oxigeno. Para que te hagas una idea del veneno que te estás metiendo.

Algo de historia. En 1886 el farmacéutico John Pemberton creó la formula de la Coca Cola basándose en el éxito del famoso vino Mariani, una bebida alcohólica revigorizante a base de vino y hoja de coca macerada, formulada por el químico italiano Angelo Mariani.

En 1902 el Dr. Charles Crampton, analizó varias muestras del refresco embotellado donde encontró muestras de cocaína y alcohol, así lo especificó en su reporte al departamento de agricultura de EEUU. Como resultado de estos hallazgos el Dr. Harvery Washington ordenó que la Coca fuera considerada como droga y etiquetada como “veneno por su alta contenido de cafeína”.

El 10% de cada botella, da la sensación de energía, sin embargo no se puede decir que la Coca Cola sea una bebida nutritiva, es el azúcar, mas que la cafeína, lo que provoca la adicción, al recibir cinco cucharadas de azúcar en un trago de refresco, el páncreas debe enviar mucha insulina a la sangre para contrarrestar ese feroz ataque, el irónico resultado es un drástico descenso del nivel de azúcar en la sangre, una sacudida a tu cerebro, seguido de una necesidad de más azúcar. 

Así mismo, la cafeína, extraída de la nuez de cola, es un estimulante del sistema nervioso que produce sensaciones agravantes, pero si se ingiere en cantidades elevadas puede provocar insomnio, taquicardia, dolores de cabeza y ansiedad. La gran cantidad de azúcar combinada con el ácido fosfórico altera el equilibrio de calcio y fósforo en el cuerpo e impide la adecuada absorción de hierro, lo que provoca malnutrición y anemia.

Los azucares que contiene el refresco, paulatinamente, van disolviendo el esmalte de los dientes, debilitándolos y produciendo caries, pero no solo eso, los azucares que no logra ingerir el organismo se trasforman en grasas dando como posible consecuencia sobrepeso e incluso problemas de obesidad.

En el caso de la Coca Light, hay estudios que señalan que el consumo de sustitutos de azúcar en grandes cantidades provoca daños cerebrales, pérdida de memoria y confusión mental, siendo el aspartamo la sustancia que provoca éstas afecciones. 

¿Todavía tienes ganas de tomarte una Coca Cola? Si te parece interesa este artículo, puedes compartirlo en tus redes sociales porque así tus amigos y más personas pueden saberlo. Compártelo ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario